Citas textuales

Hay que felicitar al que se equivoca

¿Por qué laboratorio y no taller? Porque cuando vamos a un taller existe un tallerista que dice lo que dura el taller y entrega preguntas. Y resulta que en el laboratorio todos están detrás de un misterio. El taller se basa en una trayectoria de menor a mayor que es segura. El laboratorio, en cambio, se basa en el ensayo y el error. En los talleres el error también se castiga con una nota mala, mientras que en el laboratorio se felicita a quien se equivoca, porque significa que ya tiene un peldaño más para ir avanzando.

Claudio di Girólamo multifacético artista -arquitecto, pintor, escenógrafo, director de teatro- planteando su metodología de enseñanza en el Congreso educativo Kosmopolitis de The Grange School.


Pregunta inquietante

¿Qué pudo pasar para que la Iglesia Católica, cuya praxis, especialmente a contar de los sesenta del siglo pasado y para qué decir durante la dictadura, se apegó al destino de los pobres y los perseguidos, de pronto se revelara como un lugar en el que abusadores y perversos parecían hallar un sitio seguro para desenvolver su conducta?

Comentarista Carlos Peña, en El Mercurio, a propósito de las revelaciones y decisiones en la Iglesia Católica.


No olvidar a los benefactores

La "guinda de la torta" sería que (el parque O´Higgins) volviese a llamarse parque Cousiño, en honor a quien lo financió y donó a la ciudad de Santiago. El cambio de nombre solo consiguió que la filantropía no se consolidara en un país poco agradecido de sus bienhechores. Ese es otro proceso a revertir. Necesitamos muchos Cousiño, Baburizza, Santa María, Tompkins, etcétera, que compartan su patrimonio con generaciones futuras de chilenos, que les estarán agradecidos de su generosidad

Arquitecto Manuel Agustín Infante B. en carta al director de El Mercurio.


¿Refugio contra la realidad?

Entre otras cosas, la ficción es un refugio contra la jodida realidad. La soledad del escritor es su condena, pero también es su privilegio. ¿Por qué dejamos ese refugio y ese privilegio para cruzar medio mundo arriesgándonos a ser asesinados por un buitre kamikaze? No tenemos respuestas claras para esa pregunta. Pero somos tercos. Abordamos un segundo e idéntico avión que unas horas después nos deja en La Palma

Escritor Carlos Franz a propósito del accidente sufrido por un avión en que viajaba a un encuentro de escritores en la Gran Canaria