Citas textuales

Es como mucho…

Hoy la prensa trae dos desmentidos a noticias que previamente se presentaron, de distinto tamaño e impacto, pero que muestran por qué es imprescindible chequear la verdad antes de publicar. Primero, desmienten un supuesto altercado que habría vivido hace años en La Red, que circuló desde ayer en redes y que fue publicado en varios medios, pese a ser completamente falso. Pero mucho más grave es el montaje en Aquí Está Chile (programa de Chlevisión), donde se presentó un caso completamente falso para hacer un show con la violencia y atemorizar a la población, lo que es inaceptable y muy peligroso

Beatriz Sánchez a propósito de las noticias que se publican sin verificar.


¿A dónde va Guillier?

Mirando a Alejandro Guillier y su candidatura desde lejos, pienso que si este candidato sigue como va, no va a llegar a ninguna parte

Elizabeth Subercaseaux en Facebook


Debilidades de la democracia de EE.UU.

La democracia estadounidense ya sufre grandes problemas: El fraude que supone la manipulación de los distritos electorales y los impedimentos legales al voto de las minorías, el funcionamiento del colegio electoral o el dominio sin límite del dinero en la campaña electoral. Si no existe un mecanismo de control, lo más probable es que las personas con más dinero asuman el control total. Pero más allá de eso, ahora tenemos una situación insólita. Un solo partido, con menos apoyo popular que el otro, controla el Gobierno federal, las dos cámaras del Congreso y la mayoría de los estados. No es una situación favorable para la democracia

Historiador norteamericano Timothy Snyder en una entrevista con La Vanguardia de Barcelona acerca de su libro Sobre la tiranía. Veinte lecciones que aprender del Siglo XX (Galaxia Gutenberg publica la edición en castellano)


Nuevos lenguajes

– ¿Cómo estás, brother?
– ¡Muy cool!.
– ¿Y la situación?.
– Ya tú sabes, stinky

Comentarista Ilan Stavans en The New York Times en que se sostiene que debe aceptarse el spanglish de Puerto Rico como un nuevo idioma. Agrega que también el dominicanish, cubonics, tex-Mex y el spanglish chicano de California deben considerarse en sus propios términos.