Citas textuales

¿Confesión suficiente?

Quiero pedirles perdón no solamente a los empresarios sino a la opinión pública, y, en especial a los consumidores y a mis colaboradores por estos hechos repudiables. Solo me queda comprometerme a trabajar porque algo así nunca más vuelva a suceder en nuestra compañía.

Empresario Eliodoro Matte en una entrevista con El Mercurio.


Una cierta esperanza…

Yo estoy entre los que me alegro. ¿De qué? La métrica de la corrupción tiene una paradoja: La percibimos cuando se descubre, y no cuando queda oculta. Nos indignamos cuando se constata, y no la atendemos cuando es más exitosa y logra permanecer en las sombras. Cabe alegrarse entonces de que los casos salgan a la luz; de que la Fiscalía Nacional Económica funcione y que su red resista los peces gordos.

Jorge Correa Sutil en El Mercurio


Doble daño… por lo menos

El efecto es lapidario porque el prestigio no se mueve por la legalidad, sino por lo que la gente percibe. Y él aparece vinculado a una práctica ilegal. Para Manuel Bengolea que una compañía de empresarios tan conspicuos como los Matte haya sido sorprendida coludiéndose para subir precios le produce dos daños: uno reputacional y otro para todos los empresarios

Andrés Benítez. En La Tercera


Oscuro porvenir para Venezuela

Si se diera ese escenario, negado y transmutado, Venezuela entraría en una de las más turbias y conmovedoras etapas de su vida política y nosotros defenderíamos la revolución, no entregaríamos la revolución y la revolución pasaría a una nueva etapa.

Presidente venezolano Nicolás Maduro durante una entrevista transmitida por el canal estatal VTV ante la posibilidad que la oposición gane las elecciones de diciembre.


Una “playa insignificante” para Perú

Chile ha actuado con extrema discreción en el desencuentro sobre el inicio del límite terrestre con Perú. Con serena firmeza y sólidos argumentos, sostiene que es el punto de intersección del paralelo que atraviesa el Hito Nº 1 con la línea de la más baja marea, que coincide con el inicio de la frontera marítima sentenciado por la Corte de La Haya. Perú discrepa y arbitrariamente sitúa el inicio de la frontera en el punto 266, que paradójicamente llama Concordia, a 260 metros al suroeste del Hito Nº 1. Así fabrica un triángulo de arenas, de poco más de dos hectáreas, en parte inundado por las mareas, semiaisladas para los peruanos, accesibles por mar territorial chileno. Su insignificante playa sería costa seca para Perú.

Hernán Felipe Errázuriz, ex ministro de Relaciones Exteriores a propósito de la decisión peruana de revivir el llamado “triángulo terrestre”.