Expandiendo el concepto de Fuente Abierta (Open Source)

Columna Tecnológica por José Miguel Santibáñez

De acuerdo con la leyenda, el movimiento se inició hace más de 20 años. Más o menos en 1983, un ingeniero en computación, Richard, tenía un problema recurrente, enviaba un archivo a la impresora corporativa, y al llegar a la impresora se enteraba que no había suficiente papel o que el papel se había atorado, lo que le hacía perder tiempo y, a raíz de ello, capacidad de trabajo. Se le ocurrió entonces, que como programador destacado, podría hacer una pequeña modificación en el código del software de control de la impresora, de manera que le avisara anticipadamente los problemas del papel. Buscó el programa (el algoritmo en lenguaje humano) de ese software y no lo encontró. Lo solicitó a los proveedores de la impresora y ellos le indicaron que no podían pasarle un software del que tenían los derechos de autor y que no iban a hacer esa modificación por un tema de costos. Les ofreció hacer la corrección y que ellos siguieran administrando el software y aún así se negaron.

Hasta aquí la leyenda, y continuemos con hechos un poco más fáciles de confirmar: Richard Stallman, que no era ni es tímido, se decidió a analizar el problema del software privado y ante esta situacion formó la FSF (Fundación para el Software Libre) y propuso un modelo básico de comó debe ser el software: Libre y Abierto: Uno debe tener acceso al software y poder hacerle las modificaciones que estime conveniente, con la única restricción de mantenerlo libre y abierto para los demás. En vez de "Copyrigths" (derechos de copia) habla de "Copyleft" (permisos de copia), que en elegante juego de palabras, permite el acceso al código sin restricciones (salvo que deba seguir copyleft y no copyrigth).

Desde sus inicios, la FSF abogó por un proyecto central: GNU. Cuyo objetivo era entregar un conjunto de herramientas a los usuarios, que les permitiera utilizar un computador, sin tener que depender de licencias privadas de software. Propusieron una estructura formal de licencia (GPL la licencia libre general de GNU para programación). También Se dedicaron a crear software de todo tipo (bajo la licencia libre GPL) hasta que en 1991, Linus Torvalds libera Linux, con lo cual aparece el corazón necesario para el proyecto GNU.

Mencionar ahora todas las contribuciones de este proyecto, es casi imposible y claramente varios siguen apareciendo cada día. Los proyectos más famosos: GNU/Linux; Apache; MySQL, PHP son menos que la punta del iceberg. El poder conocer el código fuente, garantiza que, si hay un error (y los hay), alguien lo pueda detectar e incluso corregir; sin tener que esperar que sea el propietario del código el que los haga.

Pero claro, tal y como surge del concepto básico de la FSF, hablamos de Software... ¿o no?

No sólo software. Hoy hay una cantidad de proyectos que están fuera del área misma del software, pero que siguen el mismo principio comunitario.

Partamos por el más conocido: Wikipedia. La enciclopedia Libre, al igual que muchos otros sitios (incluyendo este) operan con el principio de Copyleft; es decir, el acceso a la información es libre, y se puede reproducir mientras se mantenga como tal. Eso si, los autores tienen derechos (copyrigths) de sus aportes, pero los licencian via GFDL (la versión de GPL aplicable a documentación). De manera simple: Ud. puede copiar libremente nuestros artículos, pero tiene dos opciones: O nos reconoce como autores originales o le hace cambios y agregados y lo presenta como propios, mientras siga siendo GFDL. Lo que no puede hacer, es hacerle unos pocos cambios, presentarlo como propio y luego venir a cobrarnos derechos de autor. Algunos comentarios al respecto, ya había hecho al mencionar Creative Commons; proyecto un poco menos conocido, pero que aboga por el respecto de los "copylefts".

Al estilo de GFDL, está la reciente convocatoria del Estado de Virginia, en USA, que ha solicitado colaboraciones para un texto de estudio de física. Coloquialmente hablan de "flexbook" (libre flexible) en vez de "textbook".

Pero hay más.

En estas semanas, he conocido algunos proyectos que se presentan como Open Source, pero que lo son en ámbitos ajenos al software.

Por ejemplo, para los músicos está Aurora, la mesa mezcladora de audio profesional (y entiendo que también de video) que Ud. puede ver y modificar libremente en internet (o si quiere, se las puede comprar ya armada). Y también OpenStomp, el pedal para guitarras eléctricas que opera con el mismo principio de Aurora: Ud. es libre de bajarlo y armarlo o puede comprarlo.

Pero el ejemplo que más me conmueve, viene de un veterano de guerra: El proyecto por la prótesis abierta, pretende liberar de costos de arquitectura y diseño a prótesis para quienes han sufrido amputaciones. Pero más importante que eso, donde se reciben todo tipo de comentarios respecto de los diseños y se buscan y comparten soluciones.

Deben haber otros. El open source permite que todos los que han experimentado con algo, puedan hacer sus aportaciones al proyecto. Quizá uno pierda el "poder" sobre la idea; pero claramente la idea se beneficia con cada nueva participación. (¿quién no ha oido a un mecánico o un constructor, decir algo del estilo: "si me hubieran preguntado a mi, yo les habría advertido que esto podría pasar" o incluso "si la solución sería mucho más simple si le preguntaran a la gente".

Quizá el día de mañana, podamos tener electrodomésticos o vehículos open source.

No está demás recordar ahora que se aproximan nuevas elecciones, que se supone que la democracia, es la forma "open source" de gobierno. Donde el poder no es un área privada de nadie, sino que emana y funciona "de, por y para" las personas, el pueblo, los seres humanos así gobernados.

Algunos enlaces asociados: