Una campaña inquietante...

Columna Tecnológica por José Miguel Santibáñez

Cuando escuché hablar por primera vez de la gente que se estaba lanzando “baldes de agua helada” sobre la cabeza, me pareció ridículo. Los videos se venían viralizando hace un par de semanas, salían imágenes en twitter, incluso chascarros (algunos más o menos dolorosos), en imágenes que sólo aportaban lo mínimo: gente haciendo –al parecer- una verdadera tontera.

A casi un mes del inicio de la campaña del #IceBucketChallenge hay que reconocerle sus méritos. Lo primero tiene relación con lograr que se conozca una enfermedad: la Esclerosis Lateral Amiotrófica. En USA es más conocida como la enfermedad de Lou Gehrig (por un exjugador de beisbol del equipo de Los Yankees, quien fue uno de los primeros famosos en padecerla) y en Francia se la conoce como Enfermedad de Charcot (por el médico que la describió por primera vez en 1869. Una enfermedad neuromuscular degenerativa para la cual no hay remedio conocido, y que es la misma que padece Stephen Hawkings.

Pero con todos los “casos famosos”, lo cierto es que la gran mayoría de la gente, sabíamos poco de la enfermedad. Al menos ahora tenemos un dato cierto: los enfermos, al perder el control de los movimientos voluntarios, junto a la pérdida de fibras nerviosas, sienten constantemente, lo mismo que podríamos sentir nosotros al recibir “un balde de agua helada”. Punto por darnos una lección rápida de lo que se siente (aunque no nos ayude a prevenirla, pues entiendo que no se sabe como)

La campaña proponía un proceso simple: fílmese lanzándose un balde de agua helada, y desafiando a otros (3 personas) a hacer lo mismo (y súbalo a las redes sociales, partiendo por YouTube), o hacer una donación a la asociación sin fines de lucro que ayuda a las personas que padecen esta enfermedad (ALSA.org). Muchos hicieron ambas cosas: se lanzaron el balde, desafiando a otros e hicieron donaciones. Algunos lo hicieron de manera notable: el actor Charlie Sheen se lanzó un balde, del que cayeron 10.000 dólares que donó a la asociación, mientras decía: “el agua se perdería, pero el dinero si va a ayudar”. Punto por la viralización de la campaña. Otro caso notorio, es el de Bill Gates, que no sólo dona y se lanza el balde de agua, sino que además inventa un “dispositivo” para dejarse caer un balde de agua helada.

La asociación está feliz, el año anterior, usando campañas “tradicionales”, juntaron casi dos millones y medio de dólares. Este año llevan (al día de hoy, 24 de agosto) más de 70 millones! Un verdadero éxito que además ha significado la aparición de casi un millón de nuevos donantes inscritos y comprometidos. Otro punto para la campaña.

La campaña se está realizando en medio de un verano (hemisferio norte) bastante caluroso, aceptar el desafío es “agradable” para la mayoría. Punto para la campaña.

Pero junto con viralizarse, han aparecido los infaltables trolles. Aquellos que “lo hacen divertido” para que sus videos se “difundan más”, se graban cometiendo torpes errores (como el que deja caer un pequeño estanque de agua helada sobre su familia, incluyendo el mismo pequeño estanque azul); o la chica que se va a lanzar un balde y le lanzan una heladera (que aparentemente la golpea). Punto en contra para la campaña.

Y claro, no faltan los que de manera muy molesta, ven un desperdicio de agua. Una de las imágenes que circula por la red muestra a una africana con un balde de agua sobre su cabeza que dice: “te desafío a llevar un balde de agua desde el pozo a mi aldea, sin desperdiciar ni una gota”. Es claro que mucha gente siente que es violento que se pierda tanta agua… aunque es el hemisferio norte, en USA, donde aún no parecen aprender nada sobre cuidar el agua y normalmente lavan autos permitiendo que el agua corra por horas…

Mi sensación es similar a la que tenía con las primeras teletones, creo que era una campaña necesaria, que se logra perfectamente su objetivo, pero que es una campaña que puede generar muchos anticuerpos si se llega a repetir año a año.

Ojalá que alguien se sienta inspirado a encontrar una cura para la enfermedad, ojalá que la gente no olvide lo terrible que estas enfermedades pueden ser, siempre se podrán lanzar un balde de agua helada para recordarlo, pero por favor, no sigan subiendo videos… sólo donen el necesario dinero.