Conceptos Rimbombantes.

Columna Tecnológica por José Miguel Santibáñez

¿Qué opina de la expresión: “adoptar módulos globales ”?

Una de las críticas comunes que se nos hace a los ingenieros, se relaciona con el lenguaje técnico que acostumbramos a usar y que suena a suahili para el común de los mortales. Aunque pasa en todas las profesiones (quizá como herencia de los antiguos códigos secretos de los gremios) quienes estamos ligados a la tecnología, no sólo acostumbramos a usar términos “recién salidos del horno”, a veces para tecnologías que ni siquiera están disponibles; Si no que lo hacemos como si fuera lo más común y todos nos entendieran...

A algunos se nos sale lo “profe”, y en cuanto detectamos en las caras ese gran signo de interrogación, nos dedicamos a explicar los conceptos, aunque a veces de lata manera...

A otros les aparece lo “showman”, en cuanto detectan que la audiencia está perdida en los términos, empiezan a bombardear aún más... “confúndelos”, parece ser el lema, “haz que piensen que eres inteligente”...

Pero en algunos casos, simplemente se llega al extremo donde no cabe duda que se está abusando de la paciencia de los auditores o lectores. De antología es el párrafo:

Nuestra unidad es la integración de componentes electrónicos altamente sofisticados capaces de descifrar la ecuación de unanimidad dentro de la teoría del caos en el contexto de un integral elevado al exponencial radical, basado en la conformación de las especies, tal cual se conocen después de 20.000 años de evolución asistida

Uno de los consejos más complicados de llevar a la práctica, es ese de “más vale parecer ignorante una vez y preguntar, que demostrarlo de manera continua”, y que entre otras interpretaciones, nos debiera llevar a aclarar cada término que nos sea desconocido. Un profesor que tuve, señalaba que es tan poco probable que la gente pregunte, que muchos “ingenieros de ventas” se especializan en colocar términos rimbombantes en sus documentos, casi con la idea de que “mientras más, mejor”. Pero ni siquiera ellos sabían lo que significaban, simplemente usaban un “Generador Sistemático de Conceptos Rimbombantes” que les permitía agregarlos al texto, sin siquiera tener que pensarlos, total “suenan bonito”...

No se trataba de nada muy complicado, simplemente tres listas de palabras (verbos, conceptos y adjetivos), y de cada una se seleccionaba uno al azar, luego los tres juntos, casi siempre suenan bien, aunque nadie sepa que significan. ¿Se acuerda de la expresión que está arriba: “adoptar módulos globales”? pues bien, ha sido generada de esa manera (de hecho cada vez que se carga esta página, aparece algo distinto, si lo quiere comprobar, apriete la tecla F5)

Está claro que eso no permite armar un párrafo como el ejemplificado. Sin duda allí hay un trabajo más completo, y porque no decirlo, más poético. Igual es absolutamente insustancial y así quedó en evidencia, pero no es el único caso, ni el último... De cada uno de nosotros depende mantener la tecnología en términos que podamos entender...

Nota:
Aunque hace tiempo que vi escrito el primer “Generador de Conceptos Rimbombantes”, debo hacer mención del sitio: http://es.geocities.com/empresayhumor/, que fueron los primeros en implementar, en Internet, este tipo de esquemas.

Volver al Índice