Publicando en 2013...

Columna Tecnológica por José Miguel Santibáñez

Unas amigas inician su tienda virtual... Su primera pregunta es cuanto tienen que saber de informática para publicar su negocio...

En realidad mucho ha cambiado en esto de publicar en Internet, tanto que es fàcil quedar desactualizado (e incluso estarlo después de haber investigado a conciencia). Recuerdo el trabajo que significó, hace ya varios años, la creación de este sitio: instalación de software de servidor (apache para el web, mysql para la base de datos, php para el código intermedio) creación de un diseño gráfico adecuado (el que siempre queda mejor cuando un verdadero diseñador hace el trabajo); creación del código para sostener la actividad del sitio... Y eso es casi como hablar de una cinta de audio: aún queda gente que sabe que existió, pero casi nadie recuerda como funcionaba y, para ser aún más claro: solo interesa a los que estamos metidos en esto. Y no era el caso de mis amigas, acostumbradas a la internet de un click...

Una de mis amigas partió pensando en un blog... Usuaria recurrente del viejo Blogspot.com (o Blogger.com) asegura que es una buena manera de partir, hasta que quedan en evidencia sus limitaciones... Otra amiga sugiere crear una página en Facebook, y al hacerlo ven que su negocio queda un tanto reducido en esa plataforma, necesitan algo mejor o más completo para todo el catálogo y la venta online; Facebook es una manera de promocionar, pero no un espacio de comercio electrónico... Una tercera idea, va de la mano con Tumblr y la opción de publicar allí mismo las fotos y comentarios de los productos, sin embargo rápidamente lo desechan, si es posible hacer una tienda virtual en Tumblr, no descubren como.

En un momento, deciden aplicarse sobre Wordpress, una plataforma de publicación (CMS) que se puede instalar en un servidor propio y, gracias a algunos agregados, se puede transformar en un sitio de comercio electrónico. Los problemas empiezan con la instalación, ya que como la mayoría de los sitios autoadministrables, el proceso de instalación require de ciertos conocimientos técnicos necesarios para mantener la seguridad del sitio. Más aún si se quiere transformar en un stio de comercio electrónico. Como comentaba hace poco en un proyecto, claramente la instalación de un sitio web público y con información sensible, no es un proceso para ser realizado por alguien sin conocimientos relevantes de administración de sitios web y servidores.

A punto de cancelar su idea de emprendimiento, se toparon con WebNode. Descrito como el sitio web para hacer comercio electrónico "a prueba de ...", permite levantar una tienda virtual en pocos minutos. Si además se desea tener presencia internacional, con el costo habitual de registro de dominios, se puede personalizar (los ejemplos van desde diseños muy minimalistas y/o simples hasta diseños complejos).

En pocas horas, pasaron de estar en una situación de no tener sitio, a tener una tienda virtual (que con una plantilla diseñada previamente, tiene una imagen más que apropiada) y que incluso puede recibir pagos (no lo han explorado, pero se supone que acepta paypal de manera integrada). Simple rápido y sencillo.

No creo que esto signifique el fin de los desarrollos especializados para empresas, sin embargo es un buen aporte a cualquier PYME. Si alguien hiciera algo así en Chile, claro, sería mucho más interesante. Mal que mal, la idea es potenciar el comercio electrónico.