La ¿inevitable? comercialización...

Columna Tecnológica por José Miguel Santibáñez

Desde la apertura de Internet a las empresas -aproximadamente a mediados del 95, gracias al web- se la ha visto como una plataforma de publicidad barata. Al principio fue tener una página; luego fue aparecer en algunos medios conocidos, como publicidad o banners; luego se aprovechó las posibilidades de espacios públicos, como blogs para hablar bien de algún producto (no sólo comercial, también sobre políticos en campaña o todo tipo de servicios) pasando por sistemas de publicación de fotos (fotolog, instagram, etc) y por supuesto de videos, como youtube.

Luego vino la aparición del concepto de las redes sociales. Y se diseñaron distintas estrategias para la publicación de publicidad. Desde la creación de espacios dedicados (las “fan page” de facebook; los canales de YouTube, etc) hasta la contratación de personajes a cargo de publicar a favor de las organizaciones, los “community managers” (CM) que manejan las fan page de facebook o las cuentas twitter oficiales de algunas empresas, una labor que se está empezando a profesionalizar (hoy hay varias ofertas académicas asociadas a esta actividad y algunos piensan en dictar la “carrera” de CM); pero también aparecieron quienes hacen “placement” de productos o servicios (el placement apareció primero en series de tv y películas, donde se colocan productos de manera tal que al ver la marca del producto quede claramente destacada). Su versión en twitter o facebook, son quienes “recomiendan” cada cierto tiempo, el uso de algún producto o servicio, como por ejemplo, aquel que sugirió que si Felipe Cuevas perdía el avión desde Venezuela, podrían traerlo gracias al servicio de transporte de pasajeros que él menciona en forma periódica.

Pero claro, los proveedores de redes sociales, tampoco quieren quedar fuera del mercado. Ya se vio en las plataformas de correo electrónico, donde el spam que venía desde el exterior, y que fue rápidamente controlado por empresas como Google (GMail), Microsoft (Outlook, Hotmail), o Yahoo, fue reemplazado por mensajes comerciales (si, spam) provisto por la misma empresa… En YouTube no hay nada más exasperante que cuando a uno le sugieren mirar un video, se conecta y aparece otro video de publicidad contratada en YouTube; peor si el video que a uno le recomendaron, en realidad era una broma o, peor, publicidad de otro producto...

Los usuarios de facebook hace rato que miran con desgano sus respectivos muros, pues encuentran en ellos una cantidad no despreciable de mensajes publicitarios contratados por el mismo Facebook... aunque eso no es tan malo, como las páginas que, para mostrar el video que se interesante, obligan a “inscribirse usando facebook” y luego reenvían su publicidad a todos los contactos...

Y ahora, aparentemente, viene el turno de Twitter… A los CM, y los Productos Promocionados, es decir mensajes (tweets), cuentas e incluso tendencias (trending topics) de pago; ahora se apronta a aparecer un servicio de comercio electrónico basado en esta plataforma. La idea, como siempre, se basa principalmente en el servicio para celulares (ya se indica que aparece una opción “Payment & Shippong” en la aplicación para Android, aunque no está operativa aún).

Habrá que ver que ocurre. Sin duda la comercialización parece inevitable, pero a veces pareciera producir un efecto contrario… mal que mal, somos varios los que recordamos la época en que se justificaba el pago mensual de la televisión por cable, en el hecho de que era tv “sin comerciales”.