Una aplicación insuficiente.

Columna Tecnológica por José Miguel Santibáñez

Un viejo libro sobre sistemas de información para computadores, destacaba con una imagen que es un error intentar usar nueva tecnología, sólo para seguir realizando las cosas de la misma manera… Creo que es una de las mejores imágenes que “resumen mil palabras”:

(Andreu et al: Estrategia y Sistemas de Información, McGraw-Hill, 1991)

A Einstein se le atribuye la frase respecto del error de intentar obtener resultados distintos si se siguen haciendo las cosas de la misma manera (después de que un gracioso confirmó que había inventado una frase atribuida a Steve Jobs, ya no es tan fácil creer quienes son los autores de las grandes frases).

Cómo sea, en las últimas semanas quedó en evidencia que, por mucho que se recomiende lo contrario, hay quienes siguen haciendo las cosas de la misma manera, y que usan tecnología nueva, sólo para mantener en operación lo que tenían antes. Un ejemplo de esto, es la aplicación “Aire Santiago”, de la SEREMI Metropolitana del Ministerio del Medio Ambiente.

La aplicación que ha sido ampliamente promovida para que los automovilistas no cometan el error de salir temprano con restricción vehicular (el comentario irónico de las redes sociales, es que si la restricción vehicular se transmitiera a la mitad de la velocidad de las noticias de los choques de los seleccionados de futbol, nunca habría quienes salen de sus casas “sin saber” que hay restricción).

Sin embargo, la aplicación que podría haber sido una gran ayuda, queda simplemente a un nivel de aplicación básica, poco amigable y claramente insuficiente (además de cometer errores).

La aplicación cuenta con 4 ventanas de entrega de información: la primera es la más útil: indica que tipo de situación ambiental hay (hasta ahora: “Alerta”, “Preemergencia”, “Emergencia”), que tipo de vehículos están con restricción vehicular, y que medidas adicionales aplican. En la segunda, aparece la definición de algunos términos asociados (“Índice de Calidad del Aire Particulado”, etc.). la tercera muestra un mapa de Santiago (Google Maps) y marca los resultados de las distintas estaciones de monitoreo. Y en la cuarta, aparecen los créditos. Además, aproximadamente a las 22:00 hrs. Aparece una notificación indicando como será el día siguiente (¿alerta? ¿preemergencia? Etc.).

¿Dónde están los problemas?

Primero que básicamente, siguen haciendo lo mismo que antes, en vez de hacerlo vía web: http://portal.mma.gob.cl/pronostico-rm/, ahora lo hacen vía app para celular.

Hay un problema recurrente, en cuanto a la actualización de información. A veces llega la notificación indicando que hay preemergencia, pero no se actualiza la información de la primera ventana. Como la notificación no siempre se despliega correctamente en la barra de notificaciones (depende del celular) si uno la pincha, entra a la app y no ve la misma información. A veces ocurre lo contrario, se ve la decisión del día siguiente, mucho antes que llegue la notificación. Incluso han cometido errores, el día antes de la emergencia (que significó restricción para hasta 4 dígitos finales de patentes de autos catalíticos), pese a que el mapa indicaba episodios críticos, primero llegó un mensaje indicando que sólo había preemergencia, y bastante después llegó la notificación correcta.

No hay historial de notificaciones. Una vez que se pinchó la notificación, desaparece del sistema. La única posibilidad de entender la última notificación recibida, es abrir la app y esperar que esté actualizada.

El mapa de Santiago, con los resultados de las estaciones de monitoreo, está diseñado para la página web (es el mismo) por lo que muchos de sus indicadores, simplemente no se despliegan correctamente en la pantalla del celular (en buen chileno: “no caben”).

No hay posibilidad de personalizar la app. Un mecanismo simple para activar notificaciones emergentes (al estilo de whatsapp) y que sean configurables para que indiquen si corresponde o no restricción al vehículo propio, sería un gran avance.

Hay insuficiencias de información: ¿desde qué hora afecta? ¿hasta qué hora? ¿qué pasa con quienes tienen que salir o llegar desde otras regiones?

El celular hoy por hoy, tiene una connotación especial. Es una herramienta de comunicación instantánea, pero para muchos chilenos, también es una herramienta de “distracción a los hijos”. Dicho de otra forma, si alguien le presta el celular al hijo, podría ser que el niño pase por alto la notificación y el adulto sólo se entere cuando sea tarde...

No digo que no valga la pena instalar la app, pero podría ser mucho más intuitiva y, por sobre todo, consistente con la información en otras fuentes.