Aumentando la Realidad

Columna Tecnológica por José Miguel Santibáñez

Es lugar común en el cine, que para demostrar que cierta persona tiene "habilidades matemáticas", cuando mira en su entorno, es capaz de hacer todos esos cálculos inútiles que los demás no somos capaces de hacer: la cantidad de personas que están paradas en una  estación de metro, la cantidad de baldosas que hay en un habitación; la cantidad (en centímetros cúbicos) de jabón líquido... E incluso, la cuenta más o menos exacta del costo de los productos en un carro de supermercado. Y para ilustrarlo, la imagen habitual del cine, es una superposición -sobre la imagen real- de los cálculos matemáticos... incluso con números verdes sobre un fondo negro que caen para formar las cifras, "homenaje" visual a "Matrix"...

Pero desde un tiempo a esta parte, y de la mano con la explosión en el mercado de los teléfonos inteligentes dotados con cámara fotográfica, han estado apareciendo aplicaciones que permiten "ver el mundo", con una capa de información añadida.


(visto en celularis.com)

En su formato más simple, tan sólo agregan un texto sobre la imagen que se está viendo (por ejemplo, el nombre de la calle o algún monumento cercano). En sus versiones más trabajadas, agregan completas imágenes 3D que se superponen a la imagen que se está viendo (por ejemplo, en algunas tiendas uno se puede "probar" un determinado traje al verse con él en un "espejo", al más puro estilo de "los supersónicos"). En cualquiera de esos casos, se trabaja siempre sobre información "de video", es decir con una cámara (sea del celular, una webcam u otra) y la imagen se superpone "en vivo" sobre lo que se ve.


(visto en nuevarealidadaumentada.blogspot.com/)

Algunas de estas aplicaciones, utilizan hardware especial (por ejemplo, el GPS del teléfono) para determinar "la realidad" (en el caso del GPS, sirve para saber donde está la persona y "qué podría tener delante"); otras se basan en el procesamiento de imágenes, que puede ser de dos tipos: el más simple que utiliza patrones dados (normalmente un recuadro con sectores rectangulares blancos o negros); información de códigos de barra (incluyendo el denominado QR que es un patrón cuadrado); o simplemente "lo que se ve" y que el sistema es capaz de reconocer (google goggles reconoce marcas de productos, arte y algunos monumentos; otros reconocen rostros y permiten colocarles "máscaras virtuales").


(imagen promocional de Google Goggles)

Hay distintos tipos de aplicaciones, pero todas corresponden a la denominada "Realidad Aumentada", es decir, la posibilidad de obtener "algo más" que la simple realidad, gracias a la capacidad de procesamiento de celulares o computadores. Puede ser desde información de utilidad (que edificio está delante del dueño del computador) hasta algo completamente lúdico (una máscara virtual sobre la cara de la persona).


(imagen de la promoción de la película Iron Man 2 vista en PotenciaTuEconomía.com)

Por supuesto, como buena parte de la tecnología que ha aparecido en el último tiempo, la Realidad Aumentada ha sido potenciada por efectos de maketing o juegos (en ningún caso eso se debe entender como despectivo, la propia Internet ha crecido a partir de esas dos causas) y recién están empezando a surgir las primeras aplicaciones formales. Sin embargo, es de esperar que veamos mucho más de esto en el futuro cercano.