Impresoras en 3 dimensiones.

Columna Tecnológica por José Miguel Santibáñez

Leía hace poco algunos blogs sobre las propuestas tecnológicas que debieran consolidarse este año, y la que más se repite, es la impresora 3D. Al punto que una de las universidades donde hago clases, pretende tener una durante este año.

La primera pregunta, para varios, es ¿Qué es una impresora 3D? la respuesta sencilla, es que es una máquina que crea esculturas, a partir de un dibujo 3D (como los de las películas) creado en un computador.


(Imagen de Wikimedia Commons, Autor: Michaela Mastikova, licencia Creative Commons)

¿Cómo funciona? la manera más habitual es usar un polímero (ciertos formas de "plástico") que se van agregando por capas (usando el mismo principio de la "torta de mil hojas", pero donde cada hoja es ligeramente diferente de la anterior) para crear estas esculturas. Sólo que en muchos casos, las capas son tan delgadas, que resultan indistinguibles unas de otras.

¿Para qué sirve? ese es el punto que está hoy estabilizándose, primero que nada, para crear prototipos de proyectos en 3D, le sirve a diseñadores, arquitectos, ingenieros y otros creadores, para crear modelos iniciales, que no sólo se pueden ver, sino que también se pueden tocar. Si Ud. es un arquitecto, puede crear un modelo de su edificio, que es mucho más resistente que la vieja maqueta "de palitos pegados con cola fria" (quizá no tan emocionante a primera vista; pero mucho más duradera, incluso para trasladarla en transantiago!). Si ud. es un inventor que quiere mostrarle a un inversionista como será su proyecto una vez construído, entonces le puede pasar un modelo inicial. Si ud. es un artista que quiere hacer una escultura de determinado procer, entonces puede crear el modelo preliminar para que quienes van a pagar la obra, puedan conversar y discutir sobre la posición o tamaño de la obra. E incluso, como ocurrió recientemente, si Ud. es un diseñador de vestuario, puede crear una estructura especial que sirva de género único para el traje (y no, no era el viejo cuento del traje del emperador).

¿Qué restricciones tiene? por ahora, la más relevante es que cada impresora usa un polímero específico, lo que significa que normalmente son obras plásticas de un lindo tono uniforme de gris (se puede pintar, claro). Hay modelos especiales que usan hielo o azúcar siguen quedando restringidos al material utilizado, muchas veces además como unidad de material rígido, sin partes móviles.

¿Qué podría mejorar dentro de la tecnología? hay varios procesos de cambio, el principal respecto de los materiales, se discute sobre todo, el uso de materiales metálicos, y la forma de mezclar materiales para crear partes móviles o prototipos de mayor funcionalidad... Algunos más visionarios, esperan que la tecnología pueda crear piezas orgánicas (por ejemplo, reemplazo de órganos, partiendo por la piel o huesos).

¿Qué podría mejorar en la vida cotidiana? mucho. La posibilidad de hacer prototipos rápidos, a un precio mucho menor que el proceso manual actual, debe influir en muchos aspectos ya que todos los procesos productivos de la actualidad requieren de prototipos previos, y esto debiera significar mayor evolución de los prototipos y menores costos de preproducción (uno de los grandes costos de venta sobre los materiales)...

¿Qué efectos negativos podría traer? Hay varios riesgos. El más palpable, tiene que ver con problemas de derecho de autor. Si hoy es complicado determinar quien posee el derecho de autor de un documento impreso, imagine lo que ocurre con varias empresas presentando simultáneamente, prototipos impresos en 3D de teléfonos móviles, tablets u otros dispositivos. Más aún, la posibilidad de hacer pequeñas modificaciones, algunas muy evidentes a la vista aunque con poca variación tecnológica interna, hace más difícil determinar  cual es el prototipo original y cual el prototipo modificado por alguien que hizo espionaje industrial... Y claro, en obras artísticas puede ser aún más difícil... Llendo un poco más allá, una serie de televisión policial proponía que si se usan materiales metálicos, un experto podría crear copias de armas, pero sin los distintivos básicos de las actuales, facilitando la delincuencia.

Como señalaban recientemente en la serie "The Big Bang Theory", no hay "nerd" que no desee tener una impresora 3D, y los precios de las mismas están bajando. Claro, el material aún tiene su costo (el principal problema a superar para tener múltiples tipos de materiales, es el costo de los mismos) pero como hemos visto en distintas impresoras normales en negro o a color, la eficiencia en el uso de materiales es cada vez más alta y los precios más asequibles.

Al final, la tecnología llega para quedarse, y esta tiene muchos usos positivos y útiles a la humanidad. Y si sabe de alguien que venda una barata, por favor avísenme... mi lado nerd insiste que necesitamos una...