EL CAMINO DE MI ESPERANZA

Columnista invitado: Enrique Ramírez Capello
eramirezcapello@gmail.com

Los ojos tristes de una abuela, el ingenio de un artesano, la inteligencia de un filósofo, la habilidad ―nunca idiomática― de los futbolistas sirven para alimentar los vocablos.

Además, los viajes de encanto a París o a la selva paraguaya, con el rugido de las fieras. Los 13 días en la Antártida, entre pingüinos, témpanos y güisqui enfriado con el hielo eterno. Las palabras surgen paradójicamente del silencio, asidos de la mano de una amada de ojos magnéticos.

Es el retrato y la sustancia de mi libro “De tierra soy y con palabras canto”, título que rescaté de la “Oda al diccionario”, de Pablo Neruda.

Es Guía para el correcto uso del idioma.

Lo escribí para todo lector y es útil en colegios, universidades, juntas de vecinos, centros de madres y todo interesado en aprender el rico valor de las palabras.

En la infancia, lecturas que no yacen en el olvido.

Siempre leí y escribí.

En la Escuela Domingo Matte Mesías -donde estudié- redactaba el diario mural.

Hasta hoy nos reunimos los compañeros de la Promoción 61.

¡55 años! Mucha constancia y amistad. Gratos recuerdos de los hermanos de La Salle.

La esperanza es mi camino irrenunciable.

De este modo lo plantearé el miércoles 9 de noviembre, a las 18 horas, en la Facultad de Comunicaciones de la Pontificia Universidad Católica, en la casa central de Alameda.

En el libro Juan de Mairena, del español Antonio Machado, hay sentencias, donaires, apuntes y recuerdos de un profesor apócrifo. En las primeras páginas, un párrafo evocado por su inteligencia y su invitación al ahorro de palabras.

Diálogo en una clase de retórica y poética: “Señor Pérez, salga usted a la pizarra y escriba: Los eventos consuetudinarios que acontecen en la rúa”.

El alumno escribe lo que se le dicta.

Vaya usted poniendo eso en lenguaje poético”, le dice el profesor.

El estudiante, después de meditar, escribe: “Lo que pasa en la calle”.

Sencillo, natural, espontáneo. Muchos lo olvidan y prefieren rodeos eufemísticos, engolamientos cínicos…

Lo estimulo en mi obra. Les pido a ustedes -queridos lectores- que me acompañen y escuchen mis propuestas.

Creo enfáticamente que les interesarán.

Me colaboró en la ayudantía y coinvestigación la periodista y exalumna Rocío Muñoz Campos, conductora del programa La Hora del Museo en Radio Universidad Santiago.

Es correctora de estilo de manuales corporativos, catálogos de museos y textos infantiles.

El editor de mi libro es Adrián Puentes.

Diseñadores de portada, Jorge Alvarado y Mariluz Albornoz.

La productora de la ceremonia, Isabel Margarita Gómez.

Presentarán Guía para el correcto uso del idioma Abraham Santibáñez, Premio Nacional de Periodismo y académico de la lengua; Marcela Aguilar, en representación de mis ex alumnas y excelente académica, y Silvia Pellegrini, de la Facultad de Comunicaciones de la PUC.

Por eso insisto en que todos me ayuden a pavimentar el camino de mi esperanza.