Editorial:

Fin de un año de reformas

Santiago, 28 de Diciembre de 2014

El año 2014 será recordado por ser el primer año de las reformas de Bachelet. Sin duda nos cambiarán varios aspectos de la vida, y aunque el conjunto de sus resultados aún está por verse, lo concreto es que afectarán la vida de todos los chilenos por varios años más.

Al cerrar este año, muchos creemos que la reforma más importante, tanto en sus efectos a largo plazo, como en ser causa de otras, es la reforma educacional.

Hay múltiples voces en torno a la reforma. Todos coinciden en que hay que mejorar la calidad de la educación en Chile, pero lo que no se comparte (y hasta el punto de llegar a protestas más o menos masivas contra la presidencia) es en la definición de calidad, y menos, en las características de una educación de alta calidad. El único hecho cierto, es que los colegios privados, de pago, tienen –en principio- mejores resultados que los demás. Hay una discusión si los particulares subvencionados son o no mejores que los municipales. Los apoderados de la CONFEPA aseguran que si son mejores; aunque algunas voces sólo reconocen la utilidad de la segregación para dejar afuera de las aulas a elementos marginales socialmente hablando, que podrían ser eventuales delincuentes. Otros muestran casos de colegios públicos (o al menos completamente gratuitos) que exhiben altos resultados (y no se refieren a los llamados “colegios emblemáticos”, donde la selección juega un rol importante).

En esta edición se ha invitado a distintos columnistas a presentar su visión sobre el estado actual de la educación en Chile, artículos que se transcriben en la sección “Debate”.

Deseándoles un muy feliz fin de año y los mejores deseos para el próximo, les saluda cordialmente,

El equipo de abe.cl

(en esta edición, Abraham Santibáñez está de viaje, por lo que el equipo está liderado por el editor y columnista tecnológico, José Miguel Santibáñez).