Editorial:

Mentalidad persistentemente “ganadora”

Santiago, 23 de Febrero de 2014

El verano fue caluroso… y breve. Duró no más de dos semanas, lo mismo que en los países nórdicos o en San Francisco de California. Pese a ello, el Presidente Piñera, en una actitud típica, enrostró a los “muchachos” (sic), que asumirán como ministros el 11 de marzo: “… parece que se han tomado más vacaciones". Ello habría retrasado las reuniones de coordinación con quienes actualmente ocupan esos cargos.

Le respondió la senadora socialista Isabel Allende. “Eso me parece absolutamente inconveniente, creo que no corresponde que el presidente ya saliente a estas alturas prácticamente, se meta a opinar de las vacaciones o no vacaciones de los ministros”.

No es la primera vez que el Jefe de Estado muestra discrepancias entre sus palabras de buena crianza y sus críticas a veces destempladas. Es lo que habría que bautizar como el síndrome del control total: estar siempre al mando, desde el salvamento de los 33 mineros a los juicios en la Araucanía. Es, probablemente, el resultado de una exitosa mentalidad empresarial, brillante pero sin carisma.

Este deseo de ser siempre el primero del curso todavía nos puede dar algunas sorpresas,

 

Abraham Santibáñez