Editorial:

El mito del “chilean way

Santiago, 21 de Noviembre de 2009

En rigor, el responsable es el Presidente Barack Obama. Junto con felicitar al gobierno chileno por el rescate de los 33 mineros de Atacama, agregó un comentario que encendió los fuegos artificiales en palacio: “The chilean way”, como sinónimo del éxito.

Inicialmente, en Chile se debatió acerca de si a partir del éxito en la difícil operación se podía generalizar y convertir a “la manera chilena de hacer las cosas” en un nuevo lema nacional. Estuvimos a punto de que se cambiara un eslogan largamente elaborado ("Chile te hace bien") por este que usó con entusiasmo el Presidente Piñera en su gira europea. The chilean way y el archimostrado papelito con el primer mensaje proveniente del fondo de la mina parecían destinados alimentar una gran campaña publicitaria.

Pero, hasta aquí, han primado la cordura y una de las más antiguas tradiciones chilena: la prudente modestia.

El papelito está quedando donde debe quedar: una magnífica prueba de que la vieja fórmula de dar noticias sigue vigente. Dar primero lo primero, esa receta que va junto con la idea de la “pirámide invertida” del periodismo, sigue siendo la forma más económica y efectiva de entregar una información.

El nuevo lema, también parece destinado al registro épìco donde debe estar. Pero se hace evidente cada vez más que no fue solo el trabajo de los chilenos ni los enormes recursos desplegados lo que hizo posible el exitoso rescate.

Se ha encargado de ello, con poca resonancia en nuestro país, el embajador chileno en Washington. Consciente de sus deberes diplomáticos, Arturo Fermandois ha insistido en poner las cosas en su lugar: el rescate no habría sido posible con el puro “ñeque” de los chilenos. Es oportuno destacar, escribió en carta dirigida a El Mercurio, “que Chile ha sabido mostrar gratitud internacional a quienes colaboraron en el éxito (del rescate). Lo ha hecho, por ejemplo, desde esta embajada en Estados Unidos mediante actos, reconocimientos, cartas, eventos y mensajes públicos en medios de prensa…. El acto oficial más emotivo de gratitud tuvo lugar en Filadelfia el día 22 de octubre, donde premiamos a las empresas norteamericanas (que fueron) cruciales en el desarrollo del Plan B”.

Los homenajeados fueron Ed Breiner, presidente de Scharamm, empresa responsable del taladro T-130 XD; Brandon Fisher, presidente de Center Rock, coordinador de operaciones del Plan B y proveedor del barreno de perforación de gran potencia que sirvió para construir el túnel vertical; Lee White, vicepresidente de Ingeniería de UPS, compañía que llevo desde Pensilvania a Chile 13 toneladas de equipos para las perforadoras en menos de 48 horas, sin costo alguno para el gobierno chileno; y Juan Pablo Contreras de Aramark, empresa responsable de proveer alimentación diaria a los 33 mineros. .

Adicionalmente, más de mil cartas-postales de agradecimiento despachó la Embajada de Chile en Estados Unidos a diversos personajes e instituciones norteamericanas que colaboraron en el rescate. El reconocimiento consta de una fotografía de la cápsula Fénix 2 que emerge con un minero rescatado mientras el Presidente Sebastián Piñera saluda con la mano en alto. "Thank you for supporting the rescue of the Chilean miners" ("Gracias por apoyar el rescate de los mineros chilenos"), agrega.

Habría sido bueno que esta información se hubiera destacado entre nosotros con el mismo énfasis que lo referido al rescate y la acción oficial.

Abraham Santibáñez