Editorial:

Huracanes tóxicos

Santiago, 18 de Octubre de 2009

Decididamente las relaciones entre Chile y Perú pasan por un mal momento. Desde que un general ofreció enviar de regreso a Chile en bolsas plásticas a nuestros compatriotas, casi no pasa un mes sin que se agregue un nuevo desafío o, como acaba de ocurrir, una grosería sin atenuantes.

Lo más grave de todo esto es que los inmigrantes peruanos en Chile están condenados a seguir cosechando tempestades como inevitable resultado de esta envenenada siembra de vientos.

Abraham Santibáñez