Ebola ¿en retirada?

El susto mayor se produjo el domingo 12 de octubre. Poco después del mediodía, la abarrotada sala de espera de Urgencia del hospital Barros Luco se vació aceleradamente. ¿La razón? El anuncio por altoparlantes de que había un caso sospechoso de ébola.

Durante los días previos, la información internacional se había desbordado con noticias de casos de ébola en España y Estados Unidos. Incluso se mencionó un sospechoso en Brasil. De pronto, una enfermedad que parecía muy lejana para los chilenos, se convirtió en una amenaza real.

Un par de días después, se supo que el supuesto contagiado no tenía ébola, sino malaria. Pero las alarmas estaban activadas. Tres equipos africanos de fútbol calle que venían a disputar un mundial sufrieron un riguroso chequeo en el aeropuerto. Pronto el caso pasó al olvido.

La Academia de Medicina del Instituto de Chile emitió dos semanas más tarde, un fundamentado informe sobre los riesgos de la enfermedad en nuestro país. Pasó inadvertido.

El documento reiteró dos o tres verdades fundamentales, empezando por asegurar que el riesgo de llegada a Chile del virus es muy bajo. Pero no descartó la necesidad de tener cuidado: “Las medidas implementadas y por implementar en Chile en acuerdo con protocolos internacionales son necesarias, especialmente para prevenir el posible contagio al personal de salud, como se ha evidenciado a la fecha en Estados Unidos y España”.

También destacó la Academia de Medicina que “en las últimas dos décadas Chile ha reaccionado bien para enfrentar amenazas epidémicas globales. Los aciertos y desaciertos en la preparación para cada una de estas situaciones debieran servir de base para que, como país, afrontemos cada vez de mejor manera una nueva amenaza”.

Junto con ello, la Academia hizo un llamado a la prensa: “Los medios de comunicación deben trabajar junto a las autoridades de salud para entregar información fidedigna, objetiva, clara y oportuna, evitar la sobre reacción y la información parcial o tergiversada”.

Y en eso quedamos. El ébola en Chile pasó al olvido, archivado en el recuerdo como las grandes epidemias del pasado. Pero no es así. No del todo.

Según los informes de este mes, finalmente parece que el virus ha sido controlado en Africa. Se habla de remedios recién desarrollados. Pero, igualmente, se invita a no pecar de optimismo.

Según The New York Times, lo que ocurre es que finalmente los africanos de los países más afectados, entendieron que el ébola es un problema real, que deben cuidarse y que, sobre todo, tocarse lo menos posible para evitar el contagio. Simple, pero efectivo.

A. S.
Noviembre de 2014
Publicado en los diarios El Día de La Serena, El Centro de Talca, El Sur de Concepción y La Prensa Austral de Punta Arenas