Para el registro

Compromiso con la libertad de expresión

La reciente firma de una resolución por parte de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) formará parte de los argumentos con los que la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) continuará su trabajo en la región.

Así lo considera Edison Lanza, Relator Especial de la CIDH – entidad que hace parte de la OEA – para quien la resolución se convierte en parte del acervo jurídico con el que se puede exhortar a los gobiernos a que la cumplan.

En dicha resolución los gobiernos se comprometen a respetar el derecho a la libertad de expresión, a tomar las medidas necesarias para garantizar la seguridad de los periodistas y trabajadores de medios de la región, así como a compartir las mejores prácticas en la materia.

Me parece que tener una resolución con términos claros, no solo de condena a la violencia contra periodistas, sino con compromisos de avanzar en materia de prevención de esta violencia, de protección con mecanismos especiales, etc., y de procuración de justicia es un argumento, de algún modo, de derecho internacional que los propios Estados se han auto obligado a observar este tipo de estándares”, dijo Lanza al Centro Knight.

La resolución sobre la Promoción y Protección de Derechos Humanos, firmada el pasado 21 de junio, condena todos los tipos de agresión contra los trabajadores de los medios y reconoce la necesidad de que el periodismo se ejerza en un ambiente libre de presiones obligando a los Estados a garantizarlo así.

[Resuelve] reafirmar que la actividad periodística debe ejercerse libre de amenazas, agresiones físicas o psicológicas u otros actos de hostigamiento, e instar a los Estados a implementar medidas integrales de prevención, protección, investigación y sanción de los responsables y a poner en práctica estrategias para acabar con la impunidad de los crímenes contra periodistas, compartiendo buenas prácticas, entre otras, i) la creación de fiscalías especializadas independientes; ii) la adopción de protocolos y métodos de investigación y enjuiciamiento específicos; y, iii) la formación continua de los operadores judiciales en materia de libertad de expresión y seguridad de periodistas en libertad de expresión y seguridad de periodistas”, establece la resolución.

Para Lanza, quien lleva tres años en el cargo y quien recientemente fue reelegido por la CIDH, es precisamente lo establecido en la resolución de compartir buenas prácticas así como la creación de fiscalías o unidades especializadas en este tema, lo que permitirá abrir el diálogo con los Estados en compañía de la sociedad civil con el propósito de lograr avances en este tema.

Fuente: Blog Periodismo en las Américas


El diario decano de Panamá, en peligro de desaparición

Una decisión del Departamento del Tesoro de Estados Unidos amenaza la supervivencia de La Estrella de Panamá, el periódico decano de ese país y uno de los más antiguos de América, y del diario El Siglo, que pertenece al mismo grupo editorial. La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) resolvió, el pasado 10 de julio, no renovar la licencia de seis meses que permitía a esos medios mantener relaciones comerciales con empresarios o ciudadanos estadounidenses.

Esta medida se debe a la inclusión, hace un año, del principal accionista de los periódicos, Abdul Waked, en la llamada lista Clinton, por supuestos vínculos con lavado de dinero proveniente del narcotráfico. La decisión ha sido rechazada por el Gobierno de Panamá y por seis expresidentes del país de distinto signo político. También la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) ha denunciado esta situación, manifestando su preocupación por el futuro de La Estrella.

El Gobierno de Panamá desea instarle a que reconsidere la ampliación de las licencias para los periódicos”, solicita una carta dirigida por la vicepresidenta y ministra de Exteriores de Panamá, Isabel de Saint Malo de Alvarado, al director de la OFAC, John Smith.

Fuente: El País


Ser capaces de distinguir falsedades

A Esther Wojcicki (Nueva York, 1941) la llaman la abuela de Silicon Valley no solo por ser la madre de la directora ejecutiva de YouTube y de una de las fundadoras de 23andMe, sino también por el conocimiento que ha aportado a la industria tecnológica de Palo Alto. La periodista y directiva de Creative Commons -- la web de contenido para uso libre-- puede sonreír con amabilidad mientras suelta verdades incómodas. En el tiempo de las noticias falsas y la posverdad, Wojcicki está convencida de que lo único que podrá mejorar el futuro es la educación. Pero no aquella de las aulas bajo exámenes predecibles, sino la que deja que los estudiantes sean creativos y descubran por sí mismos los caminos hacia la innovación.

Wojcicki enseña en un instituto de Palo Alto donde imparte periodismo a través de nuevas herramientas tecnológicas. Los estudiantes emprenden los proyectos que les apetecen y aún cuando no pretendan dedicarse al periodismo, señala Wojcicki, los jóvenes desarrollan capacidades que les pueden ser útiles en la vida como resiliencia, liderazgo, emprendedurismo y tolerancia.

Este tipo de educación, señala, también puede servir para aprender a surfear en un mundo saturado de información. “La mayoría de la gente no sabe reconocer una noticia falsa de una real. No entienden lo que es una fuente de información y que aquellos a los que citas en una historia son lo más importante”, asegura. Así que ha emprendido un proyecto con el Newseum, de Washington DC, para enseñar a la gente a encontrar la diferencia. A la periodista le preocupa que incluso en una misma historia en la prensa pueden encontrarse contenidos que no son 100 por ciento verídicos o que sea el mismo gobierno el responsable de la difusión de las noticias falsas. “Algunos políticos y servidores públicos difunden noticias falsas porque no saben hacer algo mejor. Al final todo está en la educación”, defiende.