Para el registro

Otro periodista asesinado por los narcos

La narcoviolencia ha vuelto a asesinar a un periodista en México. A Javier Valdez, periodista de Ríodoce, uno de los reporteros que más y mejor ha contado la violencia del narcotráfico en Sinaloa, le han disparado a plena luz del día en Culiacán, la capital del Estado. Unos hombres interceptaron su vehículo, según la versión recogida por el semanario en el que trabajaba. Valdez es el sexto periodista asesinado en lo que va de año en México, más de la mitad ya que el año pasado, que batió récords con once ejecuciones. Desde 2000, han muerto más de cien profesionales de la comunicación.

El periodista de Ríodoce, Javier Valdez Cárdenas, fue asesinado hace unos momentos por la calle Vicente Riva Palacio, entre Ramón F. Iturbe y Epitacio Osuna, de la Colonia Jorge Almada”, afirmaba la escueta nota con la que Ríodoce confirmaba la muerte de su reportero. “De acuerdo a los primeros datos, el también autor de la columna Mala Yerba, conducía un Corolla rojo de modelo reciente, por dicha vialidad, cuando sujetos lo interceptaron y le dispararon”, añade el texto.

El golpe para el periodismo, para la sociedad mexicana, es terrible, más aún ante la clamorosa impunidad instalada y el silencio de las instituciones. No ha habido ningún detenido por los seis asesinatos de periodistas este año. El presidente, Enrique Peña Nieto, condenó el atentado contra Valdez. La reacción a las cinco muertes previas a la de Valdez había sido hasta ahora la designación de un fiscal de delitos contra la libertad de expresión, una medida cuando menos irrisoria si se tiene en cuenta la magnitud de la tragedia.

Javier Valdez era una eminencia, el gran cronista del narcotráfico en Sinaloa, uno de los periodistas más respetados en México a la hora de hablar del crimen organizado. Su libro “Narco Periodismo. La prensa en medio del crimen y la denuncia” aborda el trabajo de los reporteros que no se callan en medio de la narcoviolencia.

Después de que Miroslava Breach, corresponsal de La Jornada en Chihuahua, recibiese, a finales de marzo, ocho disparos al salir de su casa, Valdez escribió en su cuenta de Twitter: “A Miroslava la mataron por lengua larga. Que nos maten a todos, si esa es la condena de muerte por reportear este infierno. No al silencio”.

Fuente: El País)


Joven recién graduado muere en Venezuela

La comunidad periodística de Venezuela pide justicia por la muerte del joven comunicador Miguel Castillo, ocurrida durante las recientes protestas en Caracas.

Castillo (27) murió luego de ser impactado en el brazo por un objeto redondo que se alojó en su torso, el 10 de mayo. La Guardia Nacional Bolivariana (GNB) estaba reprimiendo a los protestantes en la zona donde se habían congregado para marchar hacia el Tribunal Supremo, según Crónica Uno. No obstante, el gas lacrimógeno y los perdigones detuvieron a los manifestantes.

Castillo se graduó hace dos meses en la Universidad Santa María, en Comunicación Social. Una de sus compañeras y una de sus profesoras dijeron a Crónica Uno que el sueño de Castillo era ser periodista deportivo.

En su velorio el 11 de mayo, su hermana Luisa Castillo dijo que “Miguel tenía un corazón más grande que su cuerpo. Era único, especial, solidario. Para lo que fuera estaba allí”. Brunella Elizondo, una amiga, explicó que Miguel “siempre protestó. No puedes frenar a un torbellino, a un ser tan activo. Si nadie quería hacer algo, él iba y lo hacía. No se quedaba callado ante las injusticias”.

El Ministerio Público anunció en Twitter que dos procuradurías investigarán la muerte de Castillo. El Defensor del Pueblo, Tarek William Saab dijo asimismo que ha designado una comisión para investigar el caso.

Fuente: Blog Periodismo en las Américas