Para el registro

Un aporte para entender la realidad del periodismo

Según el periodista Rosental C. Alves, profesor de periodismo en la U. de Texas, la lectura del libro La reinvención de The New York Times, de Ismael Nafría, “sirve para renovar nuestra esperanza de que las compañías periodísticas tradicionales pueden sobrevivir y prosperar en el nuevo mundo que emerge de la revolución digital”.

En el prólogo de la obra, comenta Alves:

Desde que tuvo la idea inicial del libro, en 2013, Ismael pasó a leer The New York Times aún más intensamente de lo que lo hacía antes, de una manera aún más metódica, con la curiosidad intelectual y la disciplina de un científico que estudia y documenta un fenómeno con paciencia y precisión. Visitaba el Times en diferentes plataformas, varias veces al día, inclusive una lectura atenta y diaria en la edición impresa, desde que se mudó para Austin en el verano de 2016.
El resultado que se encuentra en este libro es capaz de sorprender hasta a quienes, como yo, pensaban saber mucho sobre el Times y sus cambios a lo largo de los últimos años. Creo que no sería exagerado decir que hasta periodistas del Times pueden descubrir en este libro muchos datos y hasta servicios que el periódico ofrece que ellos no conocían
”.

La obra completa, de 488 páginas, se puede bajar gratis en

>http://www.ismaelnafria.com/wp-content/uploads/2017/04/La-reinvenci%C3%B3n-de-The-New-York-Times-Ismael-Nafr%C3%ADa.pdf


Rara mezcla

El presidente de Radio Televisión Española, RTVE, José Antonio Sánchez, afirmó en un acto celebrado en la Casa de América en Madrid que la labor de España en América fue “evangelizadora y civilizadora”. Su discurso, lejos de celebrar el compromiso de la televisión pública con el continente tras la firma de un convenio entre RTVE y la institución cultural latinoamericana para el intercambio de contenidos, ha desatado la polémica en las redes sociales mexicanas y españolas que han mostrado su malestar por las palabras del máximo responsable de la radiotelevisión pública.

Mi falta de conocimiento sobre el asunto, el exceso de trabajo que tengo y el poco tiempo que he tenido hace que la calidad de las palabras que voy a pronunciar deje mucho que desear por lo que pido perdón por las mismas”, afirmó Sánchez al comenzar su discurso, de casi una hora de duración.

En su intervención, invocó varias veces el espíritu civilizador, colonizador y evangelizador de España en territorio americano, las bondades de la conquista (“iglesias, escuelas y hospitales”) frente al Imperio inglés y negó el exterminio de los indígenas por el avanzado nivel cultural de los españoles que conocían a Dante o a Petrarca, según sus palabras. “¿Qué se hicieron cosas malas? ¿Y quién no las hizo en una conquista?”. Y , de manera muy poco oportuna, citó a la historiadora y antropóloga australiana Inga Clendinnen, autora de “Los aztecas. Una interpretación”: “Lamentar la desaparición del Imperio azteca es como mostrar pesar por la derrota de los nazis en la II Guerra Mundial”.

José Antonio Sánchez ostenta su actual cargo (que ya desempeño entre 2002 y 2004) desde octubre de 2014. De perfil polémico y antiguo colaborador en varios medios, los profesionales de RTVE han exigido su destitución por la “profunda degradación ética y deontológica” de los telediarios españoles.


Cierra en México un diario por falta de seguridad

El asesinato hace diez días de la periodista Miroslava Breach, colaboradora del periódico “así como la impunidad contra los periodistas, han quedado en evidencia, impidiéndonos continuar libremente con nuestro trabajo” dice el titular en primera página del diario El Norte de Ciudad Juárez bajo la palabra “Adiós”.

Estimado lector, me dirijo a usted para informarle de que he tomado la decisión de cerrar este matutino debido a que, entre otras cosas, no existen las garantías ni la seguridad para ejercer el periodismo crítico, de contrapeso” explica el texto de despedida firmado por el dueño del periódico Oscar A. Cantú Murguía.

Todo en la vida tiene un principio, un fin y un precio que pagar. Y si este es la vida, no estoy dispuesto a que lo pague ni uno más de mis colaboradores, tampoco con mi persona” añade el editor.

Se nos dejó solos. Luchamos contracorriente, recibiendo embates y castigos de particulares y gobiernos por haber evidenciado sus malas prácticas