Para el registro

Cien años de La Nación

En enero de 1917, hace cien años, el senador Eliodoro Yáñez y un pequeño grupo de socios, puso en marcha el diario La Nación. Era un proyecto ambicioso, ya que pretendía situarse entre El Mercurio y El Diario Ilustrado, católico y conservador. La suya no fue una historia fácil. Pese al éxito de público (o quizás debido a ello), fue confiscado manu militari por la dictadura de Carlos Ibáñez. Desde entonces el diario se convirtió en un diario del gobierno “de turno” lo que no le conquistó muchos lectores. La excepción fue el período radical, cuando el director Ramón Cortés Ponce lo transformó en “el diario de los deportistas”. En 1952, cuando llegó nuevamente al poder el general Carlos Ibáñez, volvió a ser un instrumento oficialista estigma que no logró sacarse ni siquiera bajo la dirección de Claudio Orrego Vicuña, en el gobierno de Eduardo Frei Montalva.

Lo peor, sin embargo, ocurrió durante la dictadura militar. Al principio se le reemplazó por La Patria, teóricamente d responsabilidad del Colegio de Periodista. Después, con Silvia Pinto, se transformó en El Cronista hasta recuperar su histórico título de La Nación, pero en realidad un simple vocero del gobierno.

En democracia, con apoyo de La Moneda, pero sin recibir mayores recursos (ni siquiera a través del avisaje oficial), el diario fue declinando hasta que en el gobierno de Sebastián Piñera se decretó el fin de la edición impresa y la liquidación de sus bienes. El archivo fue adquirido por le Universidad Diego Portales y la marca La Nación pasó a ser propiedad de Comunicaciones Lanet S.A., empresa de comunicaciones cuyo representante legal es Luis Novoa Miranda.

En su calidad de presidente del directorio del diario, Luis Novoa invitó la semana pasada a celebrar el centenario del diario. Ante un público variopinto -estaba la madre de la Presidenta, el presidente de la Corte Suprema, rectores universitarios. otras autoridades y numerosos empresarios- aseguró que esperan mantener la publicación (por ahora solo en Internet) en forma pluralista e independiente. Más adelante, anunció, confía en reeditar el diario impreso.


En la ruta de Madame Curie

La presidenta de la Academia de Ciencias del Instituto de Chile, la astrónoma María Teresa Ruiz fue reconocida con el premio ‘L‘Oreal UNESCO’ 2017 para Latinoamérica, que se entrega a mujeres que se han destacado por realizar aportes a la ciencia de relevancia mundial.

L‘Oreal-UNESCO le concedió el premio por “su descubrimiento de la primera enana café y su trabajo seminal en la comprensión de estrellas tenues, incluyendo estrellas en la etapa final de su evolución (Enanas Blancas)”. La institución destacó la importancia internacional de estos estudios para la investigación en este campo astronómico.