Para el registro

Cambios inesperados en CHV

La salida de Jaime de Aguirre como director ejecutivo de Chilevisión se produjo como se solía decir en algunas informaciones policiales “en confusas circunstancias”. La falta de claridad se debió la aparición de boletas ideológicamente falsas emitidas cuando el propietario del canal era Sebastián Piñera.

Pero la historia estaba recién empezando. Casi de inmediato y directamente relacionada con la salida de Jaime de Aguirre, el periodista y uno de los panelistas del espacio Tolerancia cero, Fernando Paulsen, presentó su renuncia.

Hubo un problema cuando se le quiso reemplazar en Tolerancia Cero por el director de The Clinic. Patricio Fernández. Las nuevas autoridades del canal lo vetaron de manera nada elegante.

Un tercer despido importante lo protagonizó Pablo Morales, periodista, director de programación y contenidos del canal, actualmente de propiedad de Time-Warner, quien se jugó por Fernández en el reemplazo de Paulsen.


No fue el mejor censo de la historia

La Contraloría general de la República declaró como ilegal el Censo realizado el año 2012, luego de un requerimiento ingresado por parlamentarios de la Democracia Cristiana.

En el dictamen del ente contralor se indica que el proceso del Censo no se ajustó a la normativa vigente.

El cambio metodológico resuelto para dicho levantamiento se apartó de las recomendaciones internacionales que el primer precepto impone considerar, en cuanto a la realización de pruebas piloto; la necesidad de una cuidadosa planificación del proceso; de contar con personal calificado suficiente, y de proporcionar al mismo la capacitación necesaria”, indica la Contraloría.

Tampoco se dio cumplimiento a la segunda disposición legal referida, según la cual tendrá el carácter de feriado legal el día en que deba procederse al levantamiento de los censos oficiales y la fecha del censo será determinada por resolución del Director Nacional del INE, lo cual fuera advertido por esta Contraloría General (....) Igualmente, dicho proceso se apartó de lo previsto en el reglamento respectivo, el cual discurre sobre la base de que el censo del 2012 se realizaría conforme la metodología habitual, esto es, de hecho, y que no fue oportunamente modificado, lo cual también consta en el primer numeral de este documento”, añade el dictamen de la Contraloría.

Poco después de la entrega de los resultados del Censo, en abril de 2013, comenzaron los cuestionamientos por irregularidades en el proceso, el cual fue presentado por el Gobierno de Sebastián Piñera como “el mejor Censo de la historia”.