Para el registro

Ex presidentes rechazados en Venezuela

Las autoridades venezolanas no permitieron el ingreso de dos expresidentes a la cárcel para visitar al exalcalde Daniel Ceballos, quien es considerado un preso político y se encuentra desde hace una semana en huelga de hambre.

Luego de más de dos horas de espera en las puertas del penal, Pastrana y Quiroga no recibieron el permiso para ingresar al centro de reclusión 26 de julio, ubicado en la localidad central de San Juan de los Morros, a donde fue trasladado Ceballos el pasado sábado de la cárcel Ramo Verde, donde permanece Leopoldo López.

Esta es una misión humanitaria. Vinimos a visitar a un preso político que está en huelga de hambre. No creo que sea intervencionismo”, dijo Pastrana a la prensa al explicar las razones de la visita al exalcalde encarcelado.

Para este viernes Pastrana y Quiroga intentarían ingresar a Ramo Verde para visitar a Leopoldo López preso desde hace más de un año y que también se encuentra en huelga de hambre.

Los exmandatarios, que junto a otros abogan por la libertad de los presos políticos en Venezuela sí lograron reunirse el viernes el alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, que cumple un arresto domiciliario mientras se recupera de una intervención quirúrgica.

Tanto a López, Ceballos y Ledezma se les acusa casi de los mismos delitos de conspiración, rebelión y de intento de sabotear y sacar del poder al actual presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Fuente: Voz de América


Caricaturistas amenazados

Los caricaturistas en el mundo enfrentan amenazas de extremistas islámicos y de gobiernos con visos de autoritarismo, denunció este martes el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ).

En un informe, el CPJ señaló que el ataque contra la revista satírica francesa Charlie Hebdo en enero pasado arrojó luz sobre los graves peligros que afrontan los dibujantes de caricaturas satíricas y políticas.

Precisó, sin embargo, que las amenazas de extremistas islámicos no son en lo absoluto las únicas que sufren los caricaturistas, sino que éstas son “un fenómeno global y son tan diversas como el contenido de las propias caricaturas”.

Expresó que la capacidad de las caricaturas de transmitir situaciones complejas de una manera sencilla y a la vez profunda, que cruza fronteras e idiomas con facilidad, hace que este género tenga tanto impacto.

Estas características de la caricatura, no obstante, colocan a sus autores en una situación de extrema vulnerabilidad, expuso Simon.

El informe destacó que gracias a las redes sociales, las caricaturas están llegando a más personas que nunca, pero ello significa que los enemigos de la prensa son capaces de monitorear y responder con mayor facilidad al contenido que ellos consideren censurable.

El informe precisó que en gran medida los riesgos se derivan de la crítica a representantes de la autoridad, las opiniones sobre hechos de la actualidad y la descripción de símbolos religiosos.

Caricaturistas políticos de Irán, Sudáfrica y Venezuela figuran entre los que han sido objeto de demandas, multas, hostigamiento y cárcel por sus opiniones satíricas sobre los líderes y la política gubernamental, de acuerdo con CPJ.

En Ecuador, el caricaturista Xavier Bonilla podría enfrentar cargos penales por un montaje caricaturesco referente a un político del partido del presidente Rafael Correa.

A su periódico, El Universo, se le ordenó publicar una disculpa durante siete días, tras la aparición de la caricatura.

El CPJ reveló que el miedo a las represalias y a las amenazas de muerte procedentes de los islamistas radicales han obligado a algunos caricaturistas a marcharse al exilio o, en el caso de la estadunidense Molly Norris, a ocultarse.

Un caricaturista simplemente desapareció. Prageeth Eknelygoda, caricaturista de Sri Lanka cuyos dibujos críticos del gobierno del presidente Mahinda Rajapaksa tuvieron amplia difusión, desapareció en 2010.

El auge de las medidas contra expresiones “ofensivas” y el incremento en la vigilancia contra los medios con el pretexto de combatir el terrorismo, también son documentados en el informe.

(Con información de Notimex)