DOCUMENTO

Mensaje de fin de año de la SIP

 

La presidenta de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Elizabeth Ballantine, del diario The Durango Herald de Durango, Colorado, EE.UU., afirmó que el 2013 fue “profundamente lesivo para la libertad de prensa y el periodismo” y que ningún país del hemisferio “estuvo exento de la acción autoritaria de los gobiernos”.
A continuación el texto completo del mensaje.

El 2013 ha sido un año difícil para todos, pero le damos la bienvenida al 2014 que marca el 20 aniversario de la Declaración de Chapultepec que, desde que fue adoptada en México el 11 de marzo del 1994, ha sido instrumental para identificar los atropellos a la libertad de prensa y promover la libertad de expresión en las Américas.

Bajo este espíritu, la conmemoración de los 20 años de la Declaración de Chapultepec será parte importante de nuestras próximas asambleas y reuniones como la de Barbados en abril y la de Chile en octubre. Seguiremos haciendo tomar conciencia sobre los beneficios de la libertad de expresión para la democracia, ya sea invitando a los líderes y público en general de cada comunidad a abrazarla, así como a educar sobre sus principios en seminarios y conferencias.

Realizaremos estas actividades para dejar atrás un 2013 que resultó profundamente lesivo para la libertad de prensa y el periodismo.

En el recuerdo quedarán los problemas que caracterizaron al año que termina. El principal flagelo continua siendo la violencia, con 17 periodistas asesinados en América Latina. Continuaremos exhortando a los Estados a condenar y administrar justicia contra toda forma de agresiones, al tiempo que respaldamos el plan de acción impulsado por las Naciones Unidas para dar mayor seguridad y protección a los periodistas del mundo entero, así como luchar contra la impunidad.

Lamentamos que este año fueron sancionadas leyes contra la actividad de los medios, siendo Ecuador donde esta situación se agudizó al extremo. La ley Orgánica de Comunicación aprobada bajo la justificación de que la información es un servicio público, oficializa la mordaza y crea una serie de delitos de prensa que brindan privilegios a las autoridades por sobre los ciudadanos. Esta legislación crea nuevos organismos estatales que legitiman la censura oficial, fomentando la autocensura.

En realidad, ningún país estuvo exento de la acción autoritaria de los gobiernos. En Venezuela fue creado un organismo estatal con el fin de censurar la información pública, mientras que el gobierno incrementó las acciones contra los periódicos mediante el estrangulamiento económico, consistente en privarles de divisas para que puedan comprar sus materiales de producción.

En Estados Unidos la confiscación secreta de los archivos de 21 líneas telefónicas de periodistas de la Associated Press por parte del gobierno, fue una clara violación de la Primera Enmienda de la Constitución. Asimismo, el gobierno continúa bloqueando y manteniendo un mayor control de la información, lo que ha generado críticas recurrentes por la falta de transparencia.

Junto a diferentes instituciones de prensa hemos solicitado al gobierno nacional, incluido al Congreso, para que se trabaje en la aprobación de una ley federal de protección de fuentes periodísticas.

En Cuba las autoridades continúan manteniendo el monopolio de información y propaganda. En la reciente asamblea que sostuvimos en Denver, escuchamos los reclamos de nuestra vicepresidente regional, Yoani Sánchez, quien denunció que se han agudizado las agresiones y la represión contra los periodistas independientes.

Todos estos hechos, en una breve síntesis de lo acontecido en 2013, reflejan que la falta de acceso a la información pública sigue siendo un problema grave en la región, afectándose la transparencia y la rendición de cuentas, elementos indispensables de la democracia. Es por ello, que en reiteradas ocasiones, insistimos sobre nuestro reclamo sobre que se cumpla con lo que establecen las leyes de acceso o promulguen donde sean necesarias, como en los casos de Argentina, Barbados, Costa Rica, Haití, Honduras, Paraguay y Venezuela.

En nuestro constante ánimo no solo de defender pero de promover la libertad de prensa, hemos dedicado muchos esfuerzos a seguir sumando en la profesionalización de medios y periodistas a través de seminarios, conferencias y webinars, así como otorgando becas y premios.

Hemos mantenido relaciones fructíferas con asociaciones de prensa de todo el continente y en visitas recientes a Brasil y Colombia hemos involucrado directamente a nuestros socios en el desarrollo sostenible de nuestra institución.

Aprovecho esta oportunidad para agradecer a cada uno de nuestros socios y a todos los periodistas por sus esfuerzos cotidianos a favor del derecho del público a la información. Un pueblo bien y libremente informado es pilar de una democracia sólida.

Elizabeth Ballantine
Presidenta de la Sociedad Interamericana de Prensa
Miami 26 diciembre, 2013