Aquí estamos mejor

El dicho tradicional es que el pasto es más verde al otro lado del río.

No creo, sin embargo, que muchos chilenos miren con envidia lo que sucede más allá de nuestras fronteras. Tal vez “no somos felices” como proclamaba Enrique MacIver. Pero, pese a las colusiones, el caso Penta, la corrupción en el fútbol, la violencia en los estadios y unos cuantos ítemes más, si se mira al vecindario, no cabe duda de que en casa estamos mejor.

1.- Argentina.- Hace unos días, cuando la entonces Presidenta Cristina Fernández dejó esperando en la antesala de la casa de Olivos a Mauricio Macri, alcancé a escribir que parecía un gesto típico de una “niña malcriada”. Al final, lo encontré exagerado. Pero, ¿cómo no catalogarla como niña rica malcriada?

No se explican de otro modo sus berrinches: al salir de la Casa Rosada gastó casi cuatro mil millones de dólares de reserva e hizo una serie de nombramientos.

Lo bueno es que Mauricio Macri, aunque no ganó el poder legislativo, tiene imaginación, buen humor y se ha convertido en un símbolo de esperanza.

2.- Venezuela.- Nicolás Maduro perdió el control del Congreso, pero sigue en el gobierno. Sus reacciones no son estridentes como las de Cristina Fernández, pero su futuro no se ve fácil. Como ironizó Jimmy Scott, ya no tiene un pajarito que le canta al oído y lo inspira: “Hoy se inicia la batalla. Vayan a la victoria”. Eso fue hace dos años y medio. Hoy el estado de ánimo es otro. Aunque reconoció la derrota electoral, anunció también un cambio que puede ser imprevisible: “Le he pedido al Consejo de Ministros que pongan su cargo a la orden para hacer un proceso de reestructuración, renovación y reimpulso profundo de todo el Gobierno nacional, de todas las áreas de gobierno, de todos los ministerios”.

Habrá que esperar para ver el resultado.

3.- Brasil.- En rigor quien tiene problemas más graves es Dilma Rouseff. Según sentenció el diario español El País, la pasada fue una semana llena de emociones. “El lunes, su propio vicepresidente la dejó en evidencia con la filtración de una dura carta en la que expresó su disconformidad con el Gobierno. El martes, perdió el primer round del proceso de destitución en su contra. La Cámara de Diputados formó una comisión especial para analizar la solicitud de impeachment, y los opositores consiguieron mayoría. Solo un par de horas más tarde, el Supremo Tribunal Federal paralizó provisoriamente el proceso, alegando supuestas irregularidades en la sesión parlamentaria”.

La acusación contra Rouseff, reelegida en octubre de 2014, se centra en supuestas maniobras fiscales irregulares.

Claramente aquí estamos mejor.

A. S.
13 de Diciembre de 2015
Publicado en los diarios El Día de La Serena, El Centro de Talca, El Sur de Concepción y La Prensa Austral de Punta Arenas