DOCUMENTO

Pobladores de Lo Espejo piden respeto por sus condiciones de vida

 

Con motivo de la decisión de EFE de ampliar el servicio ferroviario mediante el proyecto Rancagua Express, las comunidades aledañas a la línea férrea han pedido que de realicen obras de infraestructura que mejoren su calidad de vida. Así como en otros sectores de la capital se ha optado por llevar los flujos del tránsito bajo tierra, los habitantes de Lo Espejo y otras poblaciones, creen que tienen derecho al mismo trato.
En los últimos días recibieron el apoyo de la Iglesia Católica, mediante el docuemtno que se publica aquí.

 

En estos meses hemos recibido información de distintos medios de comunicación y de manifestaciones de rechazo que han realizado las organizaciones sociales y comunitarias de la Comuna de Lo Espejo, ante la implementación del Proyecto de E.F.E. Rancagua Express.

Somos una porción de Cristianos de Comunidades Católicas del Decanato José María Caro, que desarrollamos nuestra actividad pastoral, celebrativa y social en las poblaciones Santa Olga, Clara Estrella, Las Dunas, Población Anita, Pueblo de Lo Espejo, Villa Lo Espejo, Las Turbinas, Lo Sierra y José María Caro. Vivimos en estos sectores, aquí se desarrolla nuestra vida de luchas justas, esperanzas, de tristezas y alegrías en clave del Reino de Dios. “Los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias de los hombres de nuestro tiempo, sobretodo de los pobres y de cuantos sufren, son a la vez gozos y esperanzas, tristezas y angustias de los discípulos de Cristo. Nada hay verdaderamente humano que no encuentre eco en su corazón” Constitución Gaudium et Spes N° 1, Concilio Vaticano II.

1. La modernización y globalización llegaron para quedarse e instalarse en cada rincón de la vida de hombres y mujeres. Esta realidad en lugar de ser una amenaza, queremos que sea una oportunidad de desarrollo, justicia social y equidad. El Proyecto Rancagua Express, como ha sido presentado no va en la línea del desarrollo justo y de la calidad de vida de los vecinos y vecinas de la Comuna de Lo Espejo. El desplazamiento de trenes por la vía férrea que se proyecta instalar va a transformar la vida de los habitantes de nuestros sectores.

La intervención de la empresa E.F.E., desde Rancagua a Santiago contempla los siguientes cambios:

  1. Operación diaria de un tren rápido a Nos que pasará cada 4 minutos en hora punta y 8 en hora valle.
  2. El tren a Rancagua que reemplazará al Metrotren, tendrá intervalos de 8 minutos, completando así 80 trenes.
  3. Se movilizarán 14 convoyes a Chillán y los 24 habituales de carga al sur.
  4. Los 21 pasos vehiculares en el tramo deberán quedar bajo nivel y la mayoría de los 37 cruces peatonales también deberán sumergirse.
  5. A lo largo de la línea se construirá un muro de mediana altura coronado con malla de alambre reforzado.
  6. El proyecto para su aplicación tiene contemplado la expropiación de casas y blocks de departamentos.

2. Un Proyecto que no toma en cuenta la participación ciudadana, es un proyecto que desconoce en su raíz la voz de los vecinos y vecinas. Podemos decir que se les invisibiliza e ignora. Con la imposición de este Proyecto Rancagua Express, se profundiza la desigualdad, es decir, se ensancha la brecha entre ricos y pobres y se desconoce el ejercicio de la vida ciudadana.

3. Este proyecto va en la línea del beneficio de unos pocos y no toma en cuenta la vida de miles de pobladores y pobladoras. Afectará la vida cotidiana de gente humilde y trabajadora. Se proyecta construir muros a lo largo de la línea férrea, lo que provocará una división de la comuna en lugar de buscar la armonía e integración del entorno

4. Como Pobladores y Pobladoras y participantes de la Comunidades Cristianas católicas de la Comuna de Lo Espejo, nos unimos a ellos haciendo nuestras las demandas de las organizaciones sociales, comunitarias y autoridades locales.

5. En su Encíclica Deus Caritas est, el Papa Benedicto XVI ha tratado con claridad inspiradora la compleja relación entre justicia y caridad. Allí nos dice que “el orden justo de la sociedad y del Estado es una tarea principal de la política” y no de la Iglesia. Pero la Iglesia “no puede ni debe quedarse al margen de la lucha por la justicia”.

6. La propuesta de la intervención de E.F.E., a través del Proyecto Rancagua Express, sea subterráneo, es una propuesta que invita a vivir con dignidad, conectividad, armonía con el entorno, cuidado del medio ambiente y evitando la contaminación acústica.

7. La fe del que confía en Dios está más allá de las palabras. La fe es una actitud viva que nos mantiene atento, abiertos cada día a su misterio de cercanía y a amar a cada ser humano. El que cree en la encarnación de Dios, que ha querido compartir nuestra vida y acompañarnos en nuestra indigencia, se siente llamado a vivir de otra manera, a comprometerse por una vida justa y digna. La Evangelización lleva en forma integrante la defensa de los Derechos Humanos.

8. Nuestra primera cristiana santa María nos dejó una oración bíblica: Bajó de los tronos a los poderosos y ensalzó a los humildes. Lucas 1,52. Este texto nos invita a vivir como Iglesia, que no se complace en los soberbios, potentados y ricos de este mundo, sino que busca pan y dignidad para los pobres y hambrientos de la tierra, sabiendo que Dios está de su parte.

Parroquia San José Obrero
Capilla Padre Hurtado
Capilla María Madre de Los Trabajadores
Parroquia Santa Madre de Dios
Capilla Jesús Señor de La Vida
Capilla Espíritu Santo
Parroquia Sagrado Corazón de Jesús de Lo Espejo
Capilla André Jarlan
Capilla Jesús de Nazareth
Unidad Pastoral San Pedro Pescador
Capilla Jesús Salvador
Capilla María Madre de Los Pobres
Comunidad Juan Alsina
Lo Espejo, junio de 2013.