DOCUMENTO

Votaciones: 19 propuestas urgentes.

Hace pocos días, un grupo de académicos manifestamos nuestra alerta y preocupación por las deficiencias que tuvo el reciente proceso de votaciones, escrutinios y presentación de resultados electorales. En el origen de esa carta que fue firmada por académicos de distintas universidades y mundos políticos, se encontraba un genuino interés por mejorar nuestra democracia y no- como se ha querido decir- un afán destructivo y alarmista.

Pensando que en poco más de seis meses se enfrentará un nuevo proceso de primarias a cargo del Servel, y en doce meses una elección presidencial y parlamentaria, hicimos un llamado a las autoridades para perfeccionar aspectos procedimentales elementales de este sistema.

La respuesta del gobierno en la voz del ministro del Interior, Andrés Chadwick, ha sido interpelar a los firmantes de dicha declaración para realizar propuestas que ayuden a mejorar el sistema. Se ha indicado además que resultaba esperable encontrar problemas al tratarse de la implementación de un nuevo sistema. Consideramos que precisamente porque se trata de un nuevo contexto institucional y social, resulta de particular trascendencia tomar los resguardos necesarios para evitar los problemas derivados de la pasada elección. ¿Cómo no ver, ni querer entender, que la democracia es un bien demasiado preciado, y que su conquista nos obliga a perseverar en su cuidado y constante mejora?

Aunque no podemos interpretar el parecer de los más de 80 firmantes de aquella declaración, sí podemos señalar que del listado de dificultades descritas en la misiva es plausible derivar una serie de recomendaciones que indicamos a continuación:

1.- Actualizar el padrón electoral lo más prontamente posible para no incluir personas fallecidas—lo que sin duda distorsiona el universo de electores. Para tal efecto, es conveniente establecer una plataforma única entre el registro electoral, civil y extranjería, con el fin de permitir una depuración continua y eficaz.

2.- Establecer un sistema que garantice la privacidad de los datos personales. Hoy, el Servicio Electoral mantiene en el sitio web y a libre disposición de cualquier persona, un listado completo de electores incluyendo sus RUT y direcciones personales. La propia ley 20.568 indica que los datos del padrón electoral “no pueden ser usados con fines comerciales”, aspecto que no se cumple si estos datos personales están en la web.

3.- Resguardar adecuadamente los sistemas computacionales y tener un personal adecuado para evitar situaciones como las ocurridas este año donde se cayeron los sistemas de información.

4.- Resolver las inconsistencias que se presentaron en las distintas fuentes de información (en la web y listados impresos) sobre vocales de mesa.

5.- Establecer un programa de capacitación más intenso para vocales de mesa.

6.- Tomar las previsiones adecuadas en el presupuesto que discute el Congreso de la Nación para asegurar transporte público gratuito para el día de las elecciones presidenciales en todo el país.

7.- Asegurar un presupuesto adecuado para establecer una campaña comunicacional que destaque la importancia de concurrir a votar. Dado que la participación electoral afecta la calidad de la democracia, es recomendable incorporar la mayor cantidad de actores sociales, políticos y culturales, sin importar sus colores políticos, de modo de incentivar la participación.

8.- Revisar y perfeccionar el sistema de conteo rápido. Es con ese fin que es pertinente transitar a un sistema automatizado de lectura de actas, que permita colocar en internet, de manera automática, aquellas que no tienen problemas de inconsistencia y dejar en cuarentena las que presentan incongruencias de algún tipo, todo lo cual permite la vigilancia ciudadana.

9.- Hacer público en un formato adecuado (planilla Excel) los resultados históricos a nivel nacional, regional, provincial, comunal y por mesa. El análisis histórico de esta información es vital no sólo para comprender patrones de votación, sino que eventualmente para definir políticas públicas en zonas del país donde se evidencie menor participación.

10.- Para las próximas elecciones, modificar el sistema en línea de entrega de resultados de modo de garantizar mayor transparencia a la que se experimentó en la reciente elección municipal. El sistema vigente al día de hoy y disponible en servel.cl no permite exportar los resultados a una planilla más amistosa para análisis de resultados, como tampoco agregar resultados a nivel regional o nacional. Esta información no sólo cumple propósitos académicos sino que muy prácticos, como por ejemplo permitir comprender patrones de votación por nivel socioeconómico; evaluar el rendimiento de partidos nuevos vs. tradicionales; evaluar las candidaturas de independientes; comprender el impacto de candidaturas femeninas; entender patrones de abstencionismo por zona geográfica, etc. El estudio de los patrones de votación ayudaría a la autoridad pública a definir políticas públicas muy concretas.

11. – Si no es posible implementar un sistema de información seguro, retornar al antiguo sistema www.elecciones.gov.cl

A lo anterior podemos agregar otras recomendaciones como:

12.- Establecer un sistema de inscripción e información de candidaturas en línea, más transparente y sensible a una serie de dimensiones socio-demográficas como edad, sexo, origen étnico, estudios, profesión, declaración patrimonial, lugar de residencia, etc.

13.- Establecer un sistema de información en línea de los gastos de campañas electorales, de modo que cualquier ciudadano pueda consultar respecto de la procedencia del financiamiento de campañas por candidato, y/o a nivel más agregado por partidos.

14.- Como una política de mediano plazo, potenciar en los programas de educación objetivos transversales de educación cívica y el restablecimiento de un curso en enseñanza media de educación cívica de carácter obligatorio

15.- Reforma a la ley de financiamiento electoral con el fin que todo ciudadano pueda estar informado al momento de votar sobre la procedencia del financiamiento de campañas de los candidatos(as).

16.- Invitar al país a instituciones expertas que a nivel internacional han trabajado en la modernización de sistemas de votaciones y escrutinios.

17.- Definir una auditoría de doble vía para mejorar el padrón

18.- Establecer tribunal electoral especializado que actúe también como fiscalía electoral y no como ocurre actualmente que son jueces ordinarios los que aplican la ley electoral.

19.- Establecer veedurías electorales de órganos autónomos del Estado (INDH por ejemplo), que emita un informe sobre derechos políticos en esta materia y emitir un informe.

Estamos seguros que existen muchas otras iniciativas que sería posible proponer, discutir e implementar. Aunque sabemos que la crisis de representatividad que enfrenta el sistema político chileno requiere de otras reformas más sustantivas, aquí solo hacemos referencia a cuestiones procedimentales básicas que nos permitirían contar con un proceso electoral en el año 2013 que sea impecable. De hecho, otros actores también se encuentran realizando nuevas e importantes propuestas (ver #salvemoslademocracia en quintopoder.cl)

Tal como en el pasado ha ocurrido, estamos seguros que si la autoridad pública se decidiera a convocar a actores de la sociedad civil para escuchar propuestas y recomendaciones, muy probablemente existiría un desinteresado entusiasmo en participar. Sería muy sano para la convivencia democrática producir espacios de encuentro para generar políticas públicas transversales y participativas, evitando por parte de las autoridades políticas quejas, lamentos y críticas destempladas dirigidas a académicos cuyo rol también consiste en intervenir en el espacio público no por motivos de aburrimiento colectivo, sino por un genuino interés por cuidar este maravilloso invento de coexistencia colectiva civilizada que conocemos como democracia.

Grupo de académicos y analistas políticos
Firman esta columna: Claudio Fuentes (UDP), Alfredo Joignant (UDP), Miguel Ángel López (U. de Chile), Juan Pablo Luna (PUC), Mauricio Morales (UDP).
15 de noviembre de 2012.
Publicado en El Mostrador.