DOCUMENTO

Niños que escriben y escriben bien

 

Hace unos días culminó en San Antonio la primera versión del concurso de Cartas de Amor que organizaron la Dirección Provincial de Educación y el diario El Líder con aportes de la Academia Chilena de la Lengua y Ediciones SM.

En la entrega de premios, la coordinadora de la iniciativa, la profesora María Paz Santibáñez, leyó la siguiente presentación:

“Querido amigo:

“Mucho me ha consolado su amable carta, y le doy por ella las gracias. Usted es mi único confidente, porque los de mi familia no me prestarían ahora ningún apoyo contra lo que me amenaza, de modo que al ofrecerme usted su amistad, ahora que estoy triste y sin amigos ni hermanos con quienes poder contar, me hace usted un gran servicio. Más se lo habría agradecido si me hubiese dado el consejo que en mi otra carta le pedía. Repasando en la memoria lo que le dije, para ver por qué no me da usted ese consejo que tanto necesito, veo que debo ser más franca con usted, y como usted es mi amigo, se lo diré todo. Mi repugnancia por el casamiento a que quiere obligarme mi madre no es sólo porque no tengo cariño ninguno por Ricardo, sino por otra razón, además, que me cuesta decírsela a usted sobre todo, y es que mi corazón no está libre y no podría nunca ser dichosa sino con el que amo con toda mi alma. Ya con esto podrá usted, Martín, aconsejarme, porque el tiempo se va pasando y a cada momento me encuentro más triste con esto y menos me conformo con tener que casarme con quien no quiero.

“Dispénseme si le incomodo, pero no tengo más amigo que usted, y nunca lo olvidará su afectísima,

“Edelmira Molina”.

Con las palabras de una, de las tantas cartas entre Martín Rivas y Edelmira Molina, inspiradores de este encuentro, les damos la más cordial bienvenida en esta ocasión en que premiamos a los jóvenes que participaron en el Concurso de Cartas de Amor, organizado junto al diario regional El Líder,

Al inicio escuchamos una de las cartas de la novela Martín Rivas, escrita por Alberto Blest Gana y publicada en 1862. Decíamos que eran los inspiradores de esta reunión ¿Por qué?.

Este concurso nace a partir de una re-lectura de esta obra y de la pregunta de ¿cómo serían hoy las cartas de amor de los jóvenes?

Luego de constatar algunas experiencias docentes, y con la fe en la vocación docente de anónimos profesores que saben lo que pueden aportar los jóvenes, junto a la confianza del Diario El Líder y de la Dirección Provincial, nace este concurso.

Un jurado de trayectoria se suma y avala esta aventura.

Jurado al que en breves líneas procedemos a presentar.

Felipe Alliende, presidente del jurado, Se tituló como profesor de castellano en la Universidad de Chile. Entre un gran número de actividades destacamos que en 1986 ganó el premio Marcela Paz, que se otorgaba por primera vez, con su libro para niños Mi amigo El Negro. En 1988 se incorporó a la Academia Chilena de la Lengua. En 1991 obtuvo un doctorado en educación en la Universidad de Gales. Recibió un premio por su dedicación a la enseñanza, otorgado por la Universidad Santo Tomás. Ha impartido cursos de perfeccionamiento para el profesorado en la mayoría de los países latinoamericanos en relación a la lectura.

Abraham Santibáñez, destacado periodista, ha participado en importantes medios de prensa, señalando entre otros, La revista Hoy y El Diario la Nación, siendo director de ambos medios.
Actualmente es columnista de los diarios El Sur de Concepción, El Día de la Serena, El Libertador de Rancagua, El Centro de Talca, El Diario de Aysén y La Prensa Austral de Punta Arenas. Secretario General del Instituto de Chile y Miembro de Número de la Academia Chilena de la Lengua
Actualmente es presidente del Consejo de Ética de los Medios de Comunicación de Chile, anteriormente fue miembro del Tribunal Nacional de Ética y Disciplina del Colegio de Periodistas de Chile.
Fue Presidente del Colegio de Periodistas de Chile en los años 2008 - 2010, En 1994 recibió el premio Alejandro Silva de la Fuente de la Academia Chilena de la Lengua. En 2001 recibió el premio Embotelladora Andina - Coca Cola por su actividad periodística. Y recientemente el premio Carmen Puelma.

Manuel Mejías Periodista titulado en la Universidad Católica ha ligado su vida profesional a la Empresa Periodística El Mercurio, donde ha ejercido más de 30 años.
El diario El Lider, fue fundado el 8 de abril de 1995, y desde sus inicios ha informado a la población de la zona acerca de los principales acontecimientos ocurridos en la provincia, el país y el mundo. La publicación es miembro de la Asociación Nacional de la Prensa. Asimismo, es miembro de la cadena de Diarios Regionales (perteneciente a El Mercurio).
Respecto a la labor del diario y la importancia regional él señala "Aquí están dadas las herramientas. Se nos exige el máximo de nuestra capacidad para poder sacarles el provecho que se requiere para hacer frente a las realidades que se van renovando cada vez con mayor velocidad".

No por menos importantes hemos dejado a las mujeres de nuestro jurado al final de esta presentación. Ambas tienen una destacada trayectoria en nuestra provincia.

Civita Aranda, folklorista, gestora del arte, forma parte de nuestra memoria cultural. Desde los distintos ámbitos ha sido una impulsora del arte y ha fomentado el desarrollo de este tanto en jóvenes como no tan jóvenes.

Finalmente, el jurado lo compone la señora Marcela Chau, a quien conocemos, pero nunca está demás señalar que es profesora de Enseñanza Básica y cuenta con variadas especializaciones, junto al trabajo docente su vida laboral está ligada al servicio público.

“Es tan lindo haber recibido tu carta y tener que responderla con este cerebro insomne. No sé qué escribir. Me limito a vagar entre las líneas, a la luz de tus ojos, en el aliento de tu boca, como en un bello día de felicidad.”

“No sé cómo abarcar toda esta dicha en palabras, ojos, manos y este corazón. No sé cómo abarcar la felicidad de tenerte aquí, la alegría de que me pertenezcas. No solo te amo a ti. Es más lo que amo: amo la existencia que tú me otorgas.”

“Yo te quiero como el mar desea a un diminuto guijarro hundido en sus profundidades. De igual manera te envuelve mi amor. Y ojalá yo sea para ti ese guijarro. Amo al mundo entero y a ese mundo pertenecen también tus hombros y tu rostro sobre mí en el bosque y ese descansar mío sobre tu pecho casi desnudo.”

“Qué fácil será la vida cuando estemos juntos. Entiéndeme bien y sigue siendo buena conmigo. Antes de conocerte creía no poder soportar la vida, no poder soportar a los hombres Y eso me avergonzaba. Pero tú Milena me confirmas ahora que no era la vida lo que me parecía insoportable. Hoy me bastan unas pocas líneas tuyas, dos líneas, una sola palabra. Lo único cierto es que lejos de ti no puedo vivir. No deseo otra cosa que hundir mi rostro en tu regazo, sentir tu mano sobre mi cabeza y permanecer así hasta la eternidad.”

Estas palabras corresponden a una carta que Franz Kafka le escribe a su gran amor Milena Jesenská. Sus palabras no son diferentes a algunas apasionadas cartas que escribieron los jóvenes, sin embargo, es importante señalar que no solo fueron cartas de amor a la pareja, también a la madre, hermanos, tíos y primos. En ellas señalaron sus sueños, la importancia del amor y la fe y el agradecimiento por la vida.

Las oportunidades de crecer y educarse, tienen relación con las expectativas y confianza que tengamos de nuestros alumnos, estos jóvenes junto a 160 más han demostrado que en la era del chat, WhatsApp, Twitter y Facebook están ansiosos de construir una sociedad justa y que brinde oportunidades para demostrar sus talentos y capacidad.

Este concurso, ha buscado, a través de una acción educativa, mostrar el valioso futuro que se forja en nuestras aulas con el aporte de docentes que con vocación los motivan a trabajar.

Una vez más, agradecemos a quienes creyeron en este proyecto: Diario El Lider, Editorial SM, Academia Chilena de la Lengua, a nuestro jurado y a ustedes alumnos que nos enseñan a enseñar.

Muchas Gracias.

María Paz Santibáñez